Preguntas oníricas

Hay dos puertas para los leves sueños: una, construida de cuerno; y otra de marfil. Los que vienen por el bruñido marfil nos engañan, trayénndonos palabras sin efecto; y los que salen por el pulimentado cuerno anuncian, al mortal que los ve, cosas que realmente se van a verificar.

                                                                        Homero, Odisea, XIX