La blancura del fondo, el vacío visible del origen, ese estallido incoloro de donde nos llegan las palabras -precisamente estas palabras-.

Michel Foucault